viernes, 13 de marzo de 2009

CAUSAS DE LA DESERCION ESCOLAR





¿Qué es deserción escolar?

Por deserción escolar se entiende el abandono del sistema educativo por parte de los alumnos, provocado por una combinación de factores que se generan, tanto en la escuela como en contextos de tipo social, familiar e individual.

Algunos teóricos han preferido llamar a esta situación “abandono escolar” dado el carácter militar que tiene la palabra “deserción”. Otros sólo la limitan a la dejación de los estudios por voluntad propia; y cuando se debe a aspectos externos, como la pobreza o el conflicto, prefieren hablar de retiro forzoso. En esta cartilla trabajaremos con el término “deserción escolar”, considerando que la mayor parte de la información recopilada se refiere al problema con esta palabra.

¿Cómo prefiere usted llamar a esta dificultad? ¿Qué es más común en su municipio: los estudiantes desertan o se retiran de modo forzado?

La deserción escolar, ¿una dificultad?

Cuando una población no tiene acceso a la educación su crecimiento económico se ve limitado. Ya que, cuando no se finalizan los ciclos educativos existen menos posibilidades de acceder a empleos bien remunerados y se perpetúa el círculo de la pobreza.

Además, esto impide que la sociedad logre las metas que piensa como ideales en otros aspectos diferentes al económico, pues se está negando el saber y conocimiento que genera su sociedad, y empieza a ser marginado en lo político, social, afectivo, etc. Del mismo modo, tiene menos posibilidades de interactuar, de entender por ejemplo, las normas de convivencia, la toma de decisiones en grupo, la autoestima, entre otros.

Así mismo, el abandono escolar significa una gran pérdida para el Estado, pues se desaprovechan los recursos invertidos, la inversión no se traduce en mejor calidad de vida y se le quita la oportunidad de educarse a otras personas. Además, el desertor al querer reingresar limita los recursos de otros estudiantes o le significa posteriores gastos al Estado al llegar a establecimientos públicos o demandar ayudas sociales.

¿Las personas cercanas a nosotros que abandonan o abandonaron sus estudios son marginadas? ¿Por qué? ¿Qué consecuencias puede traerle a un municipio la deserción escolar?

¿Cómo está Colombia frente a esta situación?

Según estadísticas del Ministerio de Educación la tasa de deserción escolar en Colombia fue del 5% en 2003. De las deserciones que se dieron en 2002 la tasa global de deserción en el sector urbano osciló entre el 20 y el 25%, así lo evidencia el informe del año 2002, presentado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL). En éste Colombia se ubica en un lugar intermedio en Latinoamérica, junto a países como Argentina, Brasil y Panamá, y entre Bolivia, Chile, Perú, República Dominicana que poseen una tasa inferior al 20% y Honduras y Guatemala que alcanzan el 40 y el 70% respectivamente.

Por otro lado, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Ministerio de la Protección Social afirman en el estudio: “Determinantes de la Asistencia a la deserción escolar en primaria y secundaria” que entre 1995 y 2000 el 59% de los niños que desertaron lo hicieron en primaria, de estos el 19.4 desertan en Primero de Primaria, y el 32% en secundaria. En el porcentaje de desertores según el ingreso per cápita del hogar, se observa que mientras el 40.8% de los niños entre 6 y 11 años que abandona el sistema escolar tiene un ingreso per cápita entre $0 y $27.000, tan sólo el 2.4 de estos niños pertenece al grupo de ingresos más alto de la población (más de $177.500). De los niños entre 12 y 18 años en la zona rural un 41% abandona la escuela mientras este porcentaje es de 21% en la zona urbana. En esta misma población, las regiones que más presentaron deserción fueron: Oriental: 31.7%; Central: 31.7%; Pacífica: 29.7% y Antioquia: 29.9%.

En el caso de Antioquia se calcula que ocho de cada 100 niños abandonaron sus estudios en 2001, y que en 2002 casi 222 mil niños y jóvenes, entre 5 y 17 años, aún no asistían al colegio.

¿Por qué cree que en los sectores de menores ingresos y en el grado primero es mayor la deserción?

Dificultades para estudiar

Al revisar las causas que llevan a la deserción escolar en nuestro Departamento, comprobaríamos la premisa de que la solución a esta dificultad trasciende a las entidades educativas. Analicemos otros motivos:

Impedimentos económicos:

Se presenta cuando la familia del estudiante no posee los recursos para financiar los gastos propios de la educación: uniformes, útiles escolares, transporte, lonchera, etc. Del mismo modo comprende la necesidad del estudiante de ayudar económicamente a su familia y abandonar sus estudios para insertarse en el mundo laboral. Esta causa ha sido considerada como la de mayor ocurrencia en las deserciones, y comprende el 37% de los niños entre seis y doce años que abandonan la escuela en Colombia, y el 35% de los jóvenes entre doce y dieciocho años. Del mismo modo, el 12% del segundo grupo, deserta por la necesidad de trabajar.

En estas condiciones muchos se preguntan: ¿qué tan válido será el uso obligatorio de uniforme en las escuelas? ¿o las exigencias de material didáctico de compra obligatoria en algunos colegios? ¿Los colegios de su municipio actúan acorde con la situación económica del municipio?


La escuela no responde a las necesidades reales de los estudiantes:

El 15 % de los niños entre 6 y 12 años y el 25% de los jóvenes entre 12 y 18 años que desertan del sistema educativo lo hacen por esta causa. Ya sea por las pedagogías tradicionales, que les resultan desmotivantes, o porque encuentran en la escuela un espacio de represión donde no están las respuestas a sus búsquedas. Esto se convierte en factor de deserción en la medida que el estudiante no va a la escuela sólo para aprender; la escuela es el mundo para él, ahí se juega gran parte de su vida cotidiana y si ésta no responde integralmente a las necesidades que tiene como persona, entonces preferirá irse.

Del mismo modo, se observa que muchas personas ven la educación como un derecho para otros, que no es necesaria para sobrevivir o que no corresponde al proyecto de vida que quieren construir. Por ejemplo, algún joven campesino podría pensar que no es necesario continuar con sus estudios, si para sembrar en su finca no necesita ser bachiller, y jamás tendrá los recursos suficientes para ingresar a la universidad. Esto ha llevado a que las ofertas laborales o de vinculación a grupos armados resulten más atractivas para los niños y jóvenes de muchas regiones.

¿Qué garantías a futuro ofrece la educación a los jóvenes de su municipio? ¿Por qué causas los jóvenes de su municipio no pueden acceder a la universidad? ¿Qué nuevas pedagogías se han implementado en los colegios de su municipio? ¿Cuáles considera usted las principales búsquedas de los jóvenes de su municipio y por qué? ¿Considera que el sistema educativo de su localidad prepara al estudiante para enfrentar el mundo laboral o universitario?

Espacios insuficientes e inadecuados:

A pesar de los grandes intentos por aumentar la cobertura en Antioquia, (77.11% fue el promedio departamental de eficiencia en cobertura en 2004) el sistema educativo todavía no alcanza a cubrir todo el territorio, especialmente las zonas rurales. Esto significa que en Antioquia tenemos escuelas sin servicios públicos, con infraestructura deficiente y sin el material educativo necesario. Al mismo tiempo, significa que el estudiante tiene que movilizarse y sortear grandes distancias y obstáculos geográficos para ir a la escuela. Este factor significa el 8% de la deserción en Colombia de niños entre 6 y 12 años y el 5% de los jóvenes entre 12 y 18 años.

¿En su municipio existe algún mecanismo que facilite el traslado de los estudiantes a sus escuelas? ¿Cómo piensa usted que puede ayudar a hacer más seguros los trayectos de los estudiantes? ¿Cómo considera usted que están repartidas en el territorio las instituciones educativas en su municipio? ¿Sabe con qué criterios se repartieron así?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada